8 consejos saludables para mejorar tu peso y decir adiós a la archiconocida operación Bikini

Se acerca el verano y, con él, la temida operación bikini. Nos proponemos mejorar nuestro peso y estado físico pero sabemos que a veces no es tan fácil como creemos.
 7 de cada 10 mujeres empiezan cada año la ya archiconocida operación bikini y el 60% reconoce haberla repetido entre una y cinco veces más, porque casi todas al final la abandonamos.
Uno de los errores más comunes es saltarse comidas o buscar dietas milagro sin la supervisión de profesionales en nutrición o de la salud. Esto puede terminar en efectos adversos, conocidos como yoyó, que en algunos casos hacen que recuperes los kilos perdidos, incluso alguno más.
Consulta a personal sanitario que te aconseje e indique un peso alineado con tu constitución así como el ejercicio más adecuado para ti. Aquí te mostramos 8 consejos clave para ayudarte a mejorar tu peso y estado físico sin mermar tu salud y disfrutar del verano con cabeza.

1. 5 comidas, ¡ni una menos!

El principal fallo está en dejar de comer y no es así, trata de comer 5 veces al día. 3 comidas y 2 picoteos programados para sentirte con energía y saciada sin llegar a la hora de la comida con hambre de más.

2. No prohíbas ningún alimento

¡Organízate! Prepara menús para la semana y planea qué tomar en cada ocasión. En la planificación de los menús asegúrate de comer al menos 5 raciones de fruta y verduras diarias. Come variado, no debemos excluir ningún grupo alimenticio: hidratos, proteínas, grasas y fibra, todos son importantes. ¡Y no te olvides de las legumbres que en esta época del año van ideal en ensaladas!


3. Hidrátate

El agua es fundamental para la vida, también es clave para mejorar el estado físico de nuestro cuerpo. No existe una cantidad mínima diaria, pero sí se recomienda beber sobre dos litros, lo equivalente a ocho vasos de agua. Y no esperes a tener sed, lo ideal es tener siempre a mano una botella de agua.

4. Regálate un capricho

Lo mejor para seguir unas pautas o hábitos de vida saludables es auto-motivarnos. Si un día de manera puntual o por alguna ocasión especial te apetece un capricho, adelante!



5. No abuses

Ahora bien, cuidado con esos caprichos. Lo mejor es que no abuses de ningún alimento. Intenta controlar la ingesta de azúcares añadidos y alimentos muy grasos. Alimentarnos sano y variado no es ni mucho menos aburrido, de hecho, combinar es lo más divertido de todo. Tenemos a nuestra disposición un sinfín de ingredientes que pueden ayudarnos a mantener una alimentación sana, variada y divertida durante todo el año.

6. Muévete

No tienes por qué apuntarte necesariamente al gimnasio o salir a correr tres horas a diario, pero sí hacer pequeños cambios en tu rutina. Intenta practicar algún deporte 160 minutos cada semana adecuado a cada persona y edad. Sube por las escaleras en lugar de por el ascensor; levántate de la silla de la oficina, al menos cada hora, y aprovecha para ir andando a buen ritmo al trabajo o casa. Pequeños ejercicios que te pueden ayudar a mantenerte en forma.



7. Descansa

Ahora que vamos a tratar de hacer más ejercicio, vamos a disfrutar también de un buen descanso. Es necesario descansar bien para reponer energías y afrontar la jornada. ¿Lo recomendable? Siete/ ocho horas de sueño.

8. Continúa, aunque falles

Es, sin duda, el consejo más importante. No te preocupes si un día te tomas un capricho mayor. Sé consciente de que no estás obligada a limitarte a un tipo de comida o ejercicio concreto: si un día te pasas, que te sirva para coger ánimo y continuar mejorando tu estado.


Fuente.

Comentarios

Entradas populares